Consecuencias de la fobia social (II)

Mayor riesgo albuso de sustancias: Las personas con fobia social se sienten mucho más sociales y extrovertidas mediante el consumo de alcohol y drogas. Estas sustancias les desinhiben, permitiéndoles comportarse con libertad, relacionarse socialmente y disfrutar con esas relaciones. El alcohol les permite un comportamiento que ellos en circunstancias normales reprimen. Por ello, es frecuente el consumo de alcohol o drogas especialmente los fines de semana, pero se corre el riesgo de que ese abuso del alcohol se convierta en algo habitual, Podría darse la situación de que la persona recurriese a esta sustancia cada vez que necesite o quiera relacionarse), con lo que existe el peligro de volverse adicto. Este peligro es especialmente preocupante entre los adolescentes, ya que estos son emocionalmente más vulnerables, y sienten una presión por relacionarse con compañeros y sentirse parte de un grupo.


Problemas escolares: Las personas con fobia social se sienten atemorizadas en muchas situaciones del ambiente escolar, ya sea en el ámbito del recreo o en las actividades del aula. Por ejemplo sienten verdadero pánico a situaciones como pueden ser tener los exámenes orales, que les pregunten en clase, o tener que hacer presentaciones orales de trabajos en grupo. A estas situaciones desagradables puede unirse el acoso de compañeros que lo etiqueten o lo consideren despectivamente como “el raro”. Es por ello que, a pesar de que puedan estar muy capacitados para conseguir buenos logros académicos, lo que sucede en muchos casos es que muchas de estas personas deciden dejar los estudios para evitar esa preseión social del instituto o universidad.


Problemas en la integración laboral: Integrarse en un puesto de trabajo también resulta dificl para muchas personas con este trastorno de ansiedad. Hay muchas situaciones que les resultarán desagradables, empezando por la entrevista de trabajo, que en muchos casos les resulta un verdadero maltrago. También les resulta muy difícil integrarse en un grupo nuevo, tener que preguntar cosas que no entienden o no saben hacer, tener que dar su opinión en reuniones de grupo, e integrarse como un compañero más en el entorno de trabajo. Además, evitarán todo trabajo en el que el contacto social sea importante, con lo que se restringen a sí mismos el acceso a muchas opciones laborales, especialmente situaciones relacionadas con el trabajo de cara al público, de comerciales, etcétera.


Dificultades en los contactos sociales: Las personas que padecen fobia social tienen mucha dificultad para llegar a integrarse plenamente en grupos o conseguir entablar nuevas amistades y relaciones sentimentales. Esto es especialmente problemático en la adolescencia, ya que es un periodo en el que muchos chicos cambian de grupo de amigos como consecuencia del paso al instituto o la universidad

.
Problemas para llegar a encontrar pareja: Muchas personas con fobia social se sienten incapaces de acercarse a una persona que les resulte atractiva y entablar con ella una conversación espontánea. Esta situación, en la que el individuo siente que va a ser juzgado por la otra persona, le produce mucha ansiedad. Tiene un gran mieo al rechazo, a hacer el ridículo, o a no saber qué decir en un momento dado. Por ello, suelen tener muchas dificultades para ligar y para llegar a empezar una relación de pareja, lo que reduce aún más su autoestima y su confianza en sí mismos. Esto a la larga les genera tristeza, soledad, y frustración sentimental y sexual.


Deja tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *