El secreto de la confianza en uno mismo

¿Tienes poca confianza en ti mismo? ¿Tu miedo a ser rechazado, o a hacer el ridículo te hacer perder oportunidades una y otra vez? Si tienes fobia social, la respuesta a estas preguntas muy probablemente será que sí.
Sé bien lo que se siente porque eso era parte de mi vida hasta los veintitantos años.

La falta de confianza es un terrible compañero de viaje poruq te paraliza, te hace perder oportunidades en todos los niveles. Afecta a tu vida social (seguramente dificultándote hacer amigos o establecer conexiones genuinas con ellos); y también a tu vida sentimental y sexual (puesto que te hace tener dificultades para encontrar pareja). Pero incluso también puede afectarte a nivel laboral cerrándote las puertas a determinados trabajos que requieren un mínimo de habilidades sociales o capacidad para hablar en público.


Tus miedos, terminan encerrándote en una minúscula zona de confort. Durante una etapa de mi vida yo también viví así, también sentí esa profunda frustración, rabia, y baja autoestima, evitando cualquier situación en la que pudiera llegar a ser rechazado.
Tenía tanto miedo al fracaso que dejé escapar demasiadas oportunidades que se presentaban en mi vida en todos los niveles, desde irme a estudiar fuera, hasta incapacidad para encontrar pareja.


Afortunadamente, todo eso ha quedado atrás y ahora es tan solo un amargo recuerdo del pasado. Sí, todavía siento un pequeño atisbo de inseguridad en algunas situaciones muy concretas, pero nada que ver con lo que era años atrás. Ahora mi zona de confort emocional se ha expandido enormemente, soy mucho más seguro de mí mismo, y mi vida social y sentimental no es para nada insatisfactoria.

 

La regla de oro

La regla de oro es esta; tú tienes que ser capaz de creer en tus capacidades para salir de tu zona de confort emocional, en tus capacidades para hacer amigos y conectar con otras personas, en tu capacidad para conquistar a una persona que te gusta, o para poder hablar en público. Y eso en cierto modo, es asumir un convencimiento, confiar en tus capacidades y aptitudes, es un cambio de creencias.


Tus miedos, terminan encerrándote en una minúscula zona de confort. Durante una etapa de mi vida yo también viví así, también sentí esa profunda frustración, rabia, y baja autoestima, evitando cualquier situación en la que pudiera llegar a ser rechazado.
Tenía tanto miedo al fracaso que dejé escapar demasiadas oportunidades que se presentaban en mi vida en todos los niveles, desde irme a estudiar fuera, hasta incapacidad para encontrar pareja.

 

confianza-en-si-mismo

 

Es creer en ti, en tus capacidades, en que todo va a salir bien. Pensamos que es necesario sentirnos preparados y confiados para ser capaces de enfrentarnos a un reto que nos da miedo. Creemos que ese miedo va a desaparecer por arte de magia, cuando en realidad no es así. El único modo de que desaparezca es tener una mayor comprensión sobre nuestras creencias, limitaciones, pensamientos y actitudes hacia la vida; y ser capaces de enfrentarnos una y otra vez a aqullo que nos genera miedo.

Recuerda siempre


El verdadero problema no es que no te sientas confiado antes de hacer algo; el problema es que crees que debes sentirte confiado para poder hacerlo. Pero no necesitas sentir nada para hacer aquello que deseas hacer pero no haces por miedo al rechazo o al ridículo.
Así que la regla de oro de la confianza si es que existe, sería que no debes esperar a sentirte confiado, debes salir de la zona de confort emocional a pesar del miedo, es decir, no dejar que esos miedos controlen tu comportamiento.


Si esperas a sentirte preparado antes dar tu primera charla en público, o antes de acercarte a hablar con alguien que te gusta, te quedarás esperando toda la vida. Actúa sin confianza, y la confianza vendrá después. Una vez esos nuevos comportamientos formen parte de ti, la confianza en ti mismo aumentará a medida que asimilas esos nuevos comportamientos.

Recuerda, primero debes conquistar los actos, el modo en que te relacionas con los demás y con tus propios pensamientos, y luego los sentimientos de confianza llegarán solos.

Deja tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *