Qué es la asertividad

La asertividad es todo aquello que implica un modo de comunicación en el que uno es capaz de defender sus derechos, expresar sus opiniones y realizar sugerencias de forma honesta, con lo que uno realmente piensa. Es decir, ser capaz de comunicarse sin caer en la agresividad o la pasividad, sin miedo a mostrar sus verdaderas opiniones, respetando a los demás pero sobretodo, respetando tus propias necesidades y creencias.


Se trata de ser capaz de decir lo que realmente piensas, pero decirlo controlando tu mensaje para que no sea demasiado agresivo o insincero. Es ser capaz de poder expresar las ideas y opiniones sin tener que modificarlas por miedo a lo que los demás piensen o digan de ti. Normalmente las personas espontáneas y extrovertidas son mucho más asertivas que las tímidas e inseguras.

Sí, puedes aprender a ser más asertivo
Por fortuna la asertividad es un comportamiento (es algo que los demás perciben de ti) y que por tanto, se puede aprender, desarrollar y mejorar. Se trata de una forma consciente de comunicar tus sentimientos sin dejarte llevar por los miedos, las inseguridades, las emociones negativas, y se sustenta sobre la fidelidad a uno mismo. Por eso es más frecuente en las personas extrovertidas y muy sociables. Y recuerda que la confianza tan sólo puede desarrollarse a través de la práctica en las experiencias personales que forman parte de tu vida, nunca leyendo libros o blogs en casa.


Hay gente que cree que todo cambiará cuando encuentre el libro perfecto, el documental perfecto, que cree que el problema está en la falta de información. En realidad no es así, la asertividad es una cualidad que puede aprenderse y desarrollarse con la práctica.
¿Verdad que no se aprende a ir en bicicleta leyendo un libro sino practicando una y otra vez? Lo mismo sucede con esto. Espero que tampoco creas que ser asertivo solucionará todos tus problemas en la vida, porque no lo hará, aunque sí puede ayudarte en muchas áreas. Te puedo asegurar que te sentirás más confiado, seguro de ti mismo, y también que te comunicarás más efectiva cuando lo necesites; y con ello también cambiará la imagen que los demás tienen de ti.


Expresar tus verdaderos sentimientos y defender tus derechos puede ser maravillosamente reconfortante, y es algo que la gente valora, puesto que es un signo de naturalidad y confianza en uno mismo. Cuando dices lo que quieres, independientemente de si lo que dices es algo que gusta a los demás o no, logras vivir de forma más auténtica y feliz.

¿Para qué te servirá ser asertivo?
Ser asertivo sirve para exponer a los demás cuáles son tus verdades deseos y necesidades, para ser coherente con tus verdaderas opiniones, prioridades, y deseos, y para demostrar dignidad, autoconfianza y respeto por tu verdadera naturaleza.
Lo más interesante es que las peticiones que hagas desde la comunicación asertiva van a tener muchas más probabilidades de tener éxito, puesto que serán mucho más convincentes. ¿Te imaginas a un comercial que quiere venderte algo pero tiene una forma de hablar que denota inseguridad, miedo y duda? ¿Crees que convencerá a muchas personas de los beneficios de su producto?


Habitualmente te será útil para:
1. Dar tu opinión, hacer una petición o pedir un favor a un amigo, vecino o conocido, de forma natural y no como si le estuvieras pidiendo un aval de tu casa.
2. Expresar tus emociones negativas (quejas, críticas, desacuerdos, etc) y rechazar peticiones para poder defender tus deseos e intereses, sin que los demás se sientan heridos o molestos contigo.
3. Mostrar emociones positivas (alegría, orgullo, agrado, atracción), ser capaz de expresar los sentimientos, y hacer cumplidos sin parecer demasiado inseguro o cortado.
4. Preguntar por qué y sentirte legitimado a cuestionar la opinión de los demás, o incluso o las tradiciones y acciones con las que no estás de acuerdo.
5. Iniciar, continuar, cambiar y desarrollar conversaciones de forma cómoda, natural y sin la sensación de estar ninguneando o faltando al respeto a nadie ni tampoco a ti mismo.

6. Resolver los problemas cotidianos de una forma mucho más madura y constructiva, antes de que aparezcan emociones negativas como la ira y el enfado o la rabia. ¿Verdad que muchas personas no expresan su enfado, pero este crece más y más en su interior, hasta llegar a un punto en que explotan y todo se vuelve mucho peor? Siempre es mejor saber exteriorizar la rabia, el desacuerdo, o la desaprobación de una forma espontánea y natural, sin la necesidad de reprimirla.

También habrá quien te pueda malinterpretar y tomarse tu mensaje como un ataque personal, muy especialmente si ya tienen una imagen prefijada de ti, y no es una imagen asociada a la espontaneidad. Si están acostumbrados a que te calles las cosas, o incluso se aprovechan de ti pidiéndote favores que siempre solías hacer por no atreverte a decir NO, puede que se sientan molestos, pero precisamente en muchos casos será porque les dices la verdad a la cara o porque ya no pueden aprovecharse de ti.

Deja tu comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *